Etiquetas

, , , , ,

“El humor y la timidez generalmente se dan juntos. Tú no eres una excepción. El humor es una máscara y la timidez otra. No dejes que te quiten las dos al mismo tiempo”.

(Augusto MONTERROSO – “Te conozco, mascarita”)

 

Borrador de acta de junta extraordinaria:

En Murcia, a 19 de abril de 2020 y siendo las 20:20 horas (hemos tenido que esperar a que terminaran todos, pero todos, oye, de aplaudir, de cantar el “Resistiré” y hasta el himno de España), se reúne en el garaje comunitario la junta de vecinos del edificio, debidamente convocada al efecto con el siguiente y único

Orden del día:

1-. Estado de la piscina comunitaria. Medidas a adoptar (sin ruegos ni preguntas, menos mal).

Se declara válidamente constituida la junta (hoy, como no hay Champions, viene todo el mundo; bueno, por eso y porque no hay otra cosa mejor que hacer…).

Toma la palabra el Sr. Presiente de la Comunidad para exponer las razones por las que, pesar de estar casi en mayo, aún no se puede hacer uso de la piscina comunitaria:

-Queridos vecinos, queridas vecinas, os hemos convocado a esta reunión debido al preocupante estado que presenta la piscina comunitaria. Dada la gravedad nos hemos visto obligados a prorrogar su clausura por el bien de todos y de todas (vamos, que ha cogido un color verde de cojones, ¿es que no lo véis…?)

A continuación, toma la palabra la (bruja) vecina del Entresuelo “D” para quejarse de que “esto se-veía-de-venir, que ya lo habia avisado ella. Que en su momento y cuando avisó de las primeras tonalidades verduzcas se lo tomaron a chufla; y que el numerito que hizo el Presi de bañarse con el Meyba a lo Fraga en Palomares sobraba”.

El vecino del Ático Derecha comenta que todo se debe a la cagadita de un murciélago, que tenían que haber “fornicao” la azotea hace tiempo, que se le llena toda de bichos y que está hasta las narices de tener vecinos arriba corriendo y jugando al fútbol durante el confinamiento…

Le interrumpe el Sr. Presidente y le reconviene para que no se salga del orden del día:

-Céntrate, Manolo, céntrate, que ahora estamos con lo de la piscina.

Toma la palabra la vecina del 4ºA (la lista que todo lo sabe) y explica que todo eso está muy bien, pero que la culpa la tiene la torre 5G que se instaló en la azotea, que debido a las ondas electromagnéticas que emiten ese tipo de torres se está contaminando todo y que por eso se ha echado a perder hasta el agua.

La vecina del 3ºA (otra que tal y con la que no se lleva nada de bien), le dice que cómo sabe eso, si es que se lo ha dicho su cuñado.

Antes de que se tiren de los pelos (y de las máscaras), interviene el Sr. Presidente para separarlas con el palo de la barredera respetando, como no podía ser menos, la distancia social de seguridad.

A continuación toma la palabra el vecino de 5ºB y pregunta si por lo menos puede bañar a su suegra, aunque solo sea cinco minutitos de nada, que le da mucha la pena la pobre mujer.

El Sr. Presidente (después de suspirar y mirar al techo) le dice que no, que la clausura no admite excepciones.

En ese momento entra al garaje Paqui, inquilina del 6ºA (y que por eso mismo no puede asistir a la junta, porque no es propietaria; lo que, por otro lado, es una verdadera pena, porque hay que ver -niña- qué buenorra que estás…), que viene de doblar turno en La Arrixaca y, nada más bajarse del coche, empieza a toser, lo que provoca una estampida de todos los vecinos, que huyen despavoridos sin despedirse.

Así que, siendo las 21:24 horas del día de la fecha, sin haber llegado a ningún acuerdo, yo, el Secretario Administrador, doy por terminada la reunión (y me voy a mi casa, a ver si de me arreglan el Zoom de una puñetera vez y no tengo que volver más a esta casa de locos).

fraga-palomares-playa-bano-almeria-bomba-nuclear